miércoles, 12 de noviembre de 2008

La República de Indios


Los nativos americanos fueron llamados por los españoles indios, esto se debe a que los invasores en un inicio pensaron que habían arribado a las Indias, a pesar que luego los hispanos se dieron cuenta que estas tierras no eran la India continuaron llamando a los aborigenes indios, incluso en 1524 cuando Carlos I (V) creo el órgano de gobierno americano le llamó Consejo de Indias.

Luego de la aclaración sobre la palabra "indios", los aborigenes del Perú y América fueron agrupados en una comunidad denominada "República de Indios", estos se encontraban en una situación de dependencia frente a la república de españoles ("superiores" por su cristiandad). Entre los indios (indígenas) existían diferencias socio-económicas, en el nivel superior se encontraban los caciques (ex curacas) y sus familias, los denominados indios prosperos y el grupo inferior que abarcaba a los indios del común, los yanaconas y otros.

Los caciques conformaban la nobleza indígena que apoyaba a los españoles en el mantenimiento del orden colonial, por ejemplo colaboraban con el cobro del tributo y la administración de la mita, por su respaldo los caciques estaban exonerados de pagar tributo y realizar la mita, además los nobles indígenas recibían educación, podían desarrollar actividades comerciales y tener propiedades. Se puede afirmar que los caciques eran la bisagra entre el estado español y el pueblo indígena.

Los indios prósperos eran aquellos que habían ascendido socio-económicamente gracias a que se dedicaron al comercio entre nativos o trabajando para otros como "mingados", estos indígenas por lo general habían llegado a las ciudades y en ellas se hacían pasar como indios sin "comunidad" por ello podían trabajar libremente y no pagaban tributo ni hacían la mita.

Los indios del común eran los que vivían en las reducciones toledanas, estos realizaban la mita y pagaban tributo, fueron los grandes generadores de riqueza en la colonia (desde su explotación en las encomiendas) muchos de ellos prefirieron convertirse en yanaconas (estos se volvían siervos de una hacienda y gracias a ello no tributaban ni mitaban). Entre otros tipos de indios tenemos los forásteros y faltriquera. Debemos de recordar que jurídicamente los indios eran vasallos del Rey de España, no fueron esclavos, ello quedo estalecido claramente con las Nuevas Leyes promovidas por Bartolomé de las Casas y dada por Carlos I (1542).

Imagen:

1 comentario:

PEDRO ARRIS CT dijo...

TRADICION PERUANA “Una carta de indias”

Hola, intente buscar, pero tengo una duda , e vivido engañado durante 17 años, cuando me preguntaban de donde venia la Palabra América, solía decir de AMERICO VESPUCIO, pero este nombre no existió como tal sino fue ALBERICO VESPUCIO y si fuera un derivado de su nombre seria una total deformación, o este lugar en un de repente se llamaría ALBERICIA.
El punto es k América es un lugar que se ubica en Nicaragua en la provincia de CHONTALES un lugar montañoso, el termino ICA, ICO castellanizado es de origen centroamericano o incluso de la Antillanas.
El nombre indígena de América no tiene nada que ver con el nombre del florentino Alberico Vespucio. Fueron los españoles los que inventaron un supuesto viaje de Vespucio en 1497, con la firme intención de anteponerlo a Caboto, alterando el nombre propio del florentino y relacionándolo con el nombre Indígena de América.
(FUENTE DE INTERNET)
¿Quién era Vespucio?
Su verdadero nombre era Alberico. Era un vendedor de encurtidos, un agente comercial, un mercader. Como hombre de mar era inferior a todos los navegantes de su época. Un impostor y usurpador de la gloria de Caboto, ya que el veneciano es el verdadero descubridor de la tierra firme. Vespucio era un agente del Rey Fernando que fue usado por la casa de Contratación de Sevilla para propagar en países extranjeros la alteración de su nombre, asemejándolo al nombre indígena nicaragüense en diferentes lenguas en numerosos folletos y cartas en variadas ediciones, todas publicadas a mucha distancia de la Península Ibérica con el objetivo de desinformar fraudulentamente.
En el año de 1505 el Rey Fernando lo premia naturalizándolo. El monarca español nombró a Vespucio Piloto Mayor de España, el 6 de agosto de 1508, con un salario de 75,000 maravedís al año, Vespucio mantuvo esa posición hasta el día de su muerte el 22 de febrero de 1512, murió en Sevilla a la edad de 61 años. El rey Fernando después de la muerte de su agente en agradecimiento siguió protegiendo a la familia del florentino, ya que su esposa, María Cerezo, recibía una pensión de 10,000 marevedís; también la corona española protegió a Giovanni (sobrino de Vespucio), quien fue nombrado piloto el 22 de mayo de 1512 con un salario de 20,000 maravedís. Giovanni fue nombrado jefe de piloto de la expedición de Pedrarias Dávila en 1514.

Los españoles cometieron actos verdaderamente crueles, todo por ocultar el previo descubrimiento de Nicaragua (el genovés no llegó a Nicaragua sino hasta septiembre de 1502). Entre los más crueles puedo señalar el bárbaro asesinato por decapitamiento de Vasco Núñez de Balboa, descubridor del Pacífico. Pedrarias decapitó a Vasco Núñez y a cuatro españoles más en la plaza del Acla, colocando sus cabezas en una estacas exhibiéndola ante todo el pueblo, que se llenó de terror. Balboa, quien llegó al Darién con la armada de Pedrarias, había, previamente, muy joven, visitado el Nuevo Mundo, se había informado del previo descubrimiento de Nicaragua. Núñez de Balboa se lo informó a Pedrarias y éste lo acusó de alta traición. Un joven soldado llamado Francisco Pizarro capturó a Balboa, por esta razón fue premiado y enviado para conquistar el Perú. Con instrucciones de Pedrarias mi ancestro Gaspar de Espinosa, quien era el intelectual de la Armada (Alcalde Mayor), redactó el proceso en contra del Adelantado Vasco Núñez de Balboa.

Espinosa no quería enjuiciar a Vasco Núñez, pero si no cumplía las órdenes del gobernador Pedrarias peligraba su vida. El Alcalde Mayor para identificar la verdadera causa por la cual decapitaban al Adelantado, escribió numerosas veces en ese corto escrito el nombre del santo San Juan, para dar a conocer el área descubierta en Nicaragua el día de San Juan Bautista.

Las órdenes eran de fortalecer Nicaragua para frenar cualquier pretensión extranjera, por esa razón fundaron Granada y León. Toda la maquinaria oficialista de la Casa de Contratación de Sevilla se dedicó, por órdenes del obispo Juan Rodríguez de Fonseca, a defender los “derechos” de los españoles, quienes los habían perdido el 24 de junio de 1497, día en que el veneciano Caboto descubrió la tierra América.

Ni la gran habilidad diplomática de Enrique VII, ni su afán de mantener en discreción el descubrimiento de Caboto, todo por casar a su hijo Arturo, ni todos los bochornosos actos cometidos por los oficiales de la corona española, ni toda la alteración de documentos ordenada por el poderoso obispo Rodríguez de Fonseca a la Casa de Contratación de Sevilla lograron ocultar la verdad histórica, que finalmente casi siempre se impone.

Nicaragua se reivindica y la designación “del Norte” debemos de mantenerla y cuidarla.