viernes, 2 de enero de 2009

Cusco en la Historia

http://www.spanishinperu.com/peru/images/plaza_cusco.jpg

Por:Felipe Farfán Gutiérrez

El valle del Cusco se ubica a 3390 metros sobre el nivel del mar, entre dos alineamientos de montañas: las de Vilcaconga al sur, donde se encuentra el Cerro Huanacauri, y las del Cusco al noreste; sus picos más elevados son el Pachatusán y el Picol. Este extenso valle desde hace mil años antes de Cristo albergó a diferentes grupos humanos que en el transcurso de su desarrollo histórico crearon cultura; éstos fueron: Marcavalle, Chanapata, Qotacalli, Quillque y Lucre.

En el siglo XIII surgieron los primeros incas con una organización local. Aproximadamente desde 1430 y durante 100 años, se consolidó el imperioInca, época de la cual se tienen probadas referencias históricas. Pachacuti, Túpac Yupanqui y Huayna Ccápac, fueron los gobernantes artífices del desarrollo político, económico, social, religioso, cultural y militar; por tanto el Cusco fue el centro de todos estos ámbitos.

En 1532, cuando los españoles llegaron al Perú y meses después al Cusco quedaron maravillados con la imponente ciudad que tenía la forma de un puma, por su extraordinaria arquitectura, así como por el orden de sus calles, plazas y barrios.

Luego de la conquista, la guerra civil entre los españoles y el establecimiento del virreynato del Perú, el Cusco mantuvo su carácter de ciudad estratégica: En el ámbito político se instituyó como real audiencia;en el económico comercial fue un punto de paso obligatorio entre Lima y Bolivia; en el plano cultural fue cuna de grandes figuras de la época como el Inca Garcilaso de la Vega, y el sacerdote José Pérez Armendáriz, rector de la segunda universidad más antigua de América, la de San Antonio Abad.

Ser la cuna de una gran cultura fue un hecho que se mantuvo fuertemente arraigado en la conciencia de los descendientes de los incas, quienes inmediatamente a la llegada de los españoles opusieron tenaz resistencia: Manco Inca en las faldas de Sacsayhuamán y luego en Vilcabamba; Túpa Amaru I en 1572, Túpa Amaru II en 1780 y en 1814 la revolución que partió desde Cusco y se extendió por el Sur del Virreynato del Perú.

En 1821, cuando nació el Perú como república libre y al ser establecida una nueva estructura política administrativa y económica, el Cusco paulatinamente quedó relegado; sin embargo, su nombre estuvo presente en importantes episodios de la historia del país; fue capital del estado sur peruano de la confederación Perú Boliviana y durante la guerra con Chile, sus hijos agrupados en la sociedad de artesanos participaron en la defensa nacional.

En los albores del siglo XX brotaron las ideas de cambio; en 1910 en el seno de la Universidad San Antonio Abad se gestó la que posteriormente se denominaría la precursora de la reforma universitaria de América; la ilustre Generación la Sierra integrada por Luis E. Valcárcel, José Gabriel Cosio, su hermano Félix, Rafael Aguilar, entre otros junto al entonces rector Alberto Giéseque cambiaron los esquemas del quehacer universitario; si hasta entonces las cátedras versaban sobre temas abstractos, a partir de ese momento vieron al Cusco como fuente inagotable de conocimiento en cuanto a historia, antropología, arqueología, arte, economía, geografía y ciencias naturales. Este trabajo intelectual comprometido con el desarrollo regional continuó en las décadas del veinte, treinta y cuarenta. Otras figuras ilustres son: Fortunato L. Herrera, Uriel García, Eusebio Corazao, Oswaldo Baca Mendoza y Humberto Vidal Unda.

El siglo XX trajo para el Cusco los adelantos de la época: mejoramiento de algunos servicios de saneamiento, la llegada del ferrocarril y la electricidad contribuyeron a un progresivo desarrollo industrial y comercial.

1950 fue un punto de quiebre para el crecimiento de la pequeña urbe; un violento terremoto la destruyó casi en su integridad; su reconstrucción significó cambios en el diseño urbano; la migración del campo a la ciudad, la actividad comercial y turística la transformaron; Cusco experimentó un rápido crecimiento en sus alrededores.

Cusco capital histórica del Perú, capital arqueológica de América y patrimonio cultural del mundo, es una ciudad con una historia fascinante, un pueblo cargado de costumbres y tradiciones, tiene un patrimonio natural y arqueológico espectacular.