sábado, 28 de marzo de 2009

La papa peruana, aporte a la alimentación mundial y ¿producto de bandera?


Por Felipe Farfán Gutiérrez

Los primeros vestigios de papa poseen más de 8000 años de antigüedad y fueron encontrados durante unas excavaciones realizadas en las cercanías del pueblo de Chilca, al sur de Lima, en el año 1976.

Recordemos que luego de la conquista española, la papa fue introducida en la península ibérica hacia 1550 y de allí al resto de Europa, llegando a ser en 1750 un alimento de gran importancia. No obstante hubieron países como Rusia, Italia y Francia, donde la papa fue muy resistida y hasta despreciada, pues para ellos era casi "irracional" consumir un producto que crecía debajo de la tierra. Sin embargo, fue el francés Antoine Parmentier, quien siendo prisionero de guerra sobrevivió 3 años consumiendo papa, la persona que sugirió al Rey Luis XVI estimular el cultivo del tubérculo, con lo cual se amplió el cultivo de esta planta en todo Europa, en Asia y África.

Hoy en día, la papa representa una de las contribuciones más importantes de la región andina (y en especial de nuestro país) al mundo entero, por ser uno de los cultivos alimenticios más consumidos y apreciados, y porque de esa manera colaboramos con el fortalecimiento de la seguridad alimentaria de toda la Humanidad.

El promedio mundial de cultivo es de 16,6 Toneladas Métricas por Hectárea y Holanda fue el país que en 2007 contó con el rendimiento más alto del mundo (44,7 TM/Ha).

El Perú es el país con mayor diversidad de papas en el mundo, al contar con 8 especies nativas domesticadas y 2301 de las más de 4000 variedades que existen en Latinoamérica. Además, nuestro país posee 91 de las 200 especies que crecen en forma silvestre en casi todo nuestro continente (y que generalmente no son comestibles).

El Centro Internacional de la Papa (CIP) es la institución encargada de la conservación científica de la papa, y al mismo tiempo lo hace con otros tubérculos y algunas raíces. Su labor se inició en 1971 y tiene como objetivos reducir la pobreza, aumentar la sostenibilidad ambiental y ayudar a garantizar la seguridad alimentaria en las zonas más pobres y marginadas.

Por ello, con el fin de lograr sus objetivos, el CIP viene desarrollando tres formas de conservación in situ del tubérculo:

1) A través de plantaciones en el campo
2) Con técnicas de cultivo in vitro
3) Por medio de la conservación de semillas

El Centro Internacional de la Papa posee el banco genético más grande del mundo con más de 5000 tipos diferentes, entre cultivadas y silvestres, y a partir de ellas desarrolla formas mejoradas para un manejo más óptimo del recurso, sobre todo, en las regiones de montaña y, principalmente, en los Andes. El CIP cuenta con muestras de todas las papas cultivadas del mundo y al menos con el 75% de las especies silvestres.

El año pasado fue el año de la papa en Perú. El año en que el país sería sede de cumbres globales fue declarado el año del tubérculo; el gobierno e instituciones afines desarrollaron una gran campaña de promoción y difusión de las bondades del producto considerado bandera.

Sin embargo, un reportaje reciente de la edición peruana de AméricaEconomía llamada Papa no apta revela que los cultivos de la papa en Perú se hacen de manera muy artesanal, y sin tecnificación que le permita llegar a los mercados internacionales. Muchos de los intentos por exportar papa peruana han terminado en fracasos porque los países de destino han decidido devolver la encomienda. Un envío reciente de 28 toneladas de papa fresca a Panamá debió ser devuelto (6 de febrero de 2009) porque tenía una plaga conocida como el gusano blanco. A eso hay que sumar, dice el artículo, la baja productividad del cultivo en Perú: 12,6 toneladas métricas por hectárea, cifra por debajo del promedio mundial.

Otro dato es que el Perú compra más papa de la que vende, es decir, exporta 1000 toneladas e importa 22000.
¿Será que en el Perú existen papanatas concientes de la realidad que no hacen nada para cambiarla?.

imagen:

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero si el mundo cientifico sabe que la papa es de origen chilena. porque siguen mintiendole a su pueblo.

Juan Candela dijo...

Lo ideal hubiera sido que menciones tu fuente,el origen de la papa esta en la cuenca del TITICACA, ENTRE PERU y Bolivia

Anónimo dijo...

"la papa es de origen chilena"
JAJAJAJAJAJAJAJAAJAJAJAJAJAJAJAJAJA, me mofo.

Ada Wadlun dijo...

Soy del grupo de personas que prefiere investigar antes emitir una opinión: las principales fuentes acerca del origen de la papa son las crónicas de los colonizadores españoles, los invito a leerlas y comprobar que es oriunda de la zona del Lago Titicaca, léase Perú y Bolivia.
Aceptemos que mucho de lo bueno que hay en mundo es de origen peruano como la propia Isabel Allende que nació en Lima, Perú.

Anónimo dijo...

Muy bien dicho, jum!

Anónimo dijo...

oye por lo menos ten el valor de decir tu nombre y no esconderte detrás de un anónimo y para la próxima vez investiga mas antes de emitir un comentario .

Anónimo dijo...

VIVO EN EL EXTRANJERO DONDE TTAMBIEN VIVEN CHILENOS...LOS CHILENOS DICEN QUE EL CONDOR, EL PICAFLOR, LA PAPA, LA QUINUA ETC ETC HASTA LA CANCION EL CONDOR PASA SON CHILENOS....ESTOS TIOS TIENEN UN NACIONALISMO FALSO PERO ALTAMENTE ENFERMISA....
EL NACIONALISMO EN EXTREMO ES MANIFESTACION DEL FASCISMO...

Anónimo dijo...

los peruanos se basan en la tradición, pero científicamente la papa se consume hace 12.500 años, la papa europea es originaria de Chiloé, el 83% de las variedades de papa del mundo tiene su origen en Chiloé (le 83% de la variedades existentes en el planeta son derivados de la papa de Chiloé), osea, la papa es chilena. los peruanos viven de mitos, una tradición legada por los Incas.

Anónimo dijo...

CALLA CHILENO PROVINCIANO DEBERIAS ESTAR AGRADECIDO INFELIZ DE ESTAR EN TIERRA PERUANA TU PAIS SOLO FUE UNA EX PROVINCIA DEL PERU AL IGUAL QUE OTROS PAISES LATINOS PFFFF